Inicio > La Palestra Nacional > Incierto es el futuro de Colombia Telecomunicaciones

Incierto es el futuro de Colombia Telecomunicaciones

La Compañía atraviesa por una difícil situación de liquidez, pues todos sus indicadores son menores a uno.

La Contraloría General de la República realizó la primera auditoría financiera con el objetivo de evaluar la rentabilidad de la participación estatal en Colombia Telecomunicaciones y realizar la revisión del patrimonio y el estado de resultados integrales de la vigencia 2016, bajo el nuevo enfoque de control fiscal adaptado a las normas internacionales de las entidades fiscalizadoras superiores.

Colombia Telecomunicaciones en el año 2016, no generó valor para inversionistas, de los cuales la Nación, representada por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, posee 472.832.991 acciones que representan el 32,5% del total y adicionalmente afrontó un riesgo de disolución, debido a que sus pérdidas acumuladas redujeron su patrimonio por debajo del 50% del capital suscrito, situación que debe resolverse para evitar su inminente liquidación.

Así lo concluye una auditoría financiera realizada por la Contraloría General de la República, a la Compañía, donde además se emite un concepto desfavorable a la rentabilidad de la inversión pública COLTEL, teniendo en cuenta variables como que la compañía recurre constantemente a créditos en moneda nacional y extranjera para apalancar financieramente su operación.

Durante 2016 de la contraprestación del contrato que cubre las pensiones de los trabajadores de la extinta TELECOM y sus teleasociadas, consumió el 77% del flujo operacional de la Compañía. Para el ente de control esta situación podría ocasionar en el corto plazo, que el flujo de caja libre después del pago de esta obligación sea insuficiente ante los compromisos del pasivo actual y no permita generar el disponible necesario para operar obligando a la entidad a incurrir en nuevo endeudamiento o en capitalizaciones adicionales.

El informe de la Contraloría establece que la Compañía presenta indicadores de rentabilidad que revelan principalmente su incapacidad para generar utilidades luego de descontar todos los costos y gastos operacionales y no operacionales. Es preciso destacar que, aunque COLTEL presenta márgenes brutos y operativos superiores al sector, el resultado no-operacional absorbe las utilidades operacionales.

La Compañía atraviesa por una difícil situación de liquidez, pues todos sus indicadores son menores a uno (1), lo que dificulta que cumpla con sus obligaciones en el mediano plazo. Si bien es cierto que el mercado opera con un indicador de liquidez muy bajo, mantener esta tendencia en el largo plazo podría no ser sostenible y causar dificultades graves de solvencia.

Para el ente de control, COLTEL debe cumplir con el indicador de apalancamiento establecido en el contrato (covenant) de endeudamiento bajo Bono Senior (3,75 x deuda /EBIDTA), condición que la limita para acceder a endeudamiento adicional, debido a que la suscripción de obligaciones por encima de esta restricción generaría un evento de incumplimiento (event of default) del Bono Senior, lo que aceleraría el pago del mismo, afectando gravemente la situación financiera de la Compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *