Inicio > La Palestra local > Vinculados por DETRIMENTO PATRIMONIAL en el caso Estadio de Neiva

Vinculados por DETRIMENTO PATRIMONIAL en el caso Estadio de Neiva

La Contraloría General de la República inició proceso ordinario de responsabilidad fiscal en contra de los presuntos responsables del detrimento patrimonial ocasionado en las obras del Estadio Guillermo Plazas Alcid de la ciudad de Neiva.

Para la Contraloría existirían irregularidades en la etapa precontractual y contractual del proyecto denominado «ADECUACIÓN, REMODELACIÓN Y REFORZAMIENTO ESTRUCTURAL DEL ESTADIO GUILLERMO PLAZAS ALCID DEL MUNICIPIO DE NEIVA DEPARTAMENTO DEL HUILA», consistentes en el desconocimiento de los parámetros que originaron el proyecto y desacato de las exigencias establecidas en la licencia de construcción expedida para el efecto, lo cual produjo que se invirtiera una cantidad considerable de recursos en una obra que carece de funcionalidad.

Etapa Precontractual:
el Municipio de Neiva procedió a la elaboración de los estudios previos para la contratación de la obra, con fecha 14 junio 2014; en dicho documento se consolidó el presupuesto de la obra a contratar en cuantía total de $19.999.247.203, dentro del cual se incluyó el ítem 5.2 denominado: «ELABORACIÓN DE CONCRETOS PARA REFUERZO DE LA ESTRUCTURA EXISTENTE» por valor de $2.153.098.434 el cual comprende la intervención de las tribunas oriental y occidental del estadio de futbol GUILLERMO PLAZAS ALCID.

Previa solicitud radicada el día 29 de mayo de 2014, el Curador Urbano Primero de Neiva expidió la Resolución No. 226 del 19 de noviembre de 2014 «Por la cual se declara la existencia y se autoriza el reconocimiento de la planta física del Estadio Guillermo Plazas Alcid y se concede la licencia urbanística de construcción para el reforzamiento estructural, modificación y ampliación de la tribuna occidental de la misma, según planos, predio ubicado en el barrio La Libertad de la Ciudad de Neiva».

En la parte considerativa de dicho Acto Administrativo, el señor Curador Urbano Primero de Neiva advirtió y enfatizó sobre lo siguiente:

«12. Que revisada la documentación aportada para efectos del reconocimiento, reforzamiento estructural y licencia urbanística solicitada, se puede deducir que solamente es procedente el reconocimiento de las edificaciones existentes, con la aclaración de que se deberán efectuar las demoliciones de tribuna norte y sur y en especial la tribuna oriental, según lo determinado en los resultados de los Estudios de Vulnerabilidad sísmica presentados.
Lo anterior implica que solamente es posible el reforzamiento estructural de la tribuna occidental y la ampliación de la misma.

Igualmente y en concordancia con lo establecido en el Decreto 1469 de 2010, no se autoriza la demolición de la tribunas norte, sur y oriental hasta tanto no se solicite simultáneamente la licencia urbanística de construcción de las mismas.

No obstante son procedentes las demoliciones parciales a que haya lugar en la tribuna occidental según planos y ajustes establecidos en los estudios y cálculos estructurales y de reforzamiento estructural presentados para el efecto». citó el curador.

Así mismo, en su parte resolutiva, la aludida resolución señaló:

«ARTÍCULO SEGUNDO. Conceder licencia urbanística de construcción para: el reforzamiento estructural, demoliciones parciales a que haya lugar, modificación y ampliación en la tribuna occidental existente, según planos, en la planta física del Estadio Guillermo Plazas Alcid, que mediante este acto se reconoce.

«ARTÍCULO TERCERO: OBLIGACIONES

14. Se deberá dar cumplimiento y aplicación a las normas establecidas en la NSR/10 en especial en sus títulos J y K y demás normas vigentes sobre la materia.

PARÁGRAFO SEGUNDO: Se deberán atender todas las observaciones determinadas en los planos arquitectónicos, estructurales y demás documentos técnicos en especial los que hacen parte de la Resolución No. 034 de junio de’ 2014 y la circular No. 07 de octubre 15 de 2014, las cuales son de obligatorio cumplimiento.»

Con Resolución No. 236 del 24 de julio de 2014, el Jefe dela Oficina de Contratación del Municipio de Neiva ordenó la apertura del proceso de la licitación pública No. 004 de 2014 cuyo objeto se estableció como «Adecuación y Remodelación Arquitectónica y Estructural del Estadio de Fútbol Guillermo Plazas Alcid del Municipio de Neiva – Departamento del Huila – Fase 1».

Mediante resolución No. 509 de fecha 19 de noviembre de 2014, el Jefe de la Oficina de Contratación del Municipio de Neiva ordenó sanear las actuaciones desarrolladas a partir del acto administrativo de apertura y publicación de pliegos definitivos de la Licitación Pública No. 004 de 2014 y, en consecuencia, expedir un nuevo acto administrativo de apertura y pliego de condiciones definitivo realizando las aclaraciones pertinentes.

Mediante resolución No. 510 de fecha 19 de noviembre de 2014 se ordenó nuevamente la apertura del proceso de Licitación Pública No. 004 de 2014.

El 19 de noviembre de 2014 se publicaron los pliegos de condiciones definitivos, los cuales contenían el mismo presupuesto oficial de obra definido en los estudios previos elaborados por el Municipio de Neiva.

Mediante Resolución No. 595 de fecha 16 de diciembre de 2014 se adjudicó la licitación pública No. 004 de 2014 al proponente CONSORCIO ESTADIO 2014, representado legalmente por MIGUEL ALEJANDRO LOZANO CASTAÑEDA, por un valor de $19.999.862.500.

Contrato de Obra.
El día 18 de diciembre de 2014 se celebró el contrato de obra pública No. 1758 de 2014 entre el MUNICIPIO DE NEIVA y el CONSORCIO ESTADIO 2014, cuyo objeto se pactó en los siguientes términos: «Adecuación y Remodelación Arquitectónica y Estructural del Estadio de Fútbol «Guillermo Plazas Alcid» del Municipio de Neiva – Departamento del Huila — Fase 1″; el valor del contrato se fijó en $19.999.862.500 y se estableció un plazo de 10 meses para su ejecución.

Conclusiones de la Contraloría.
La finalidad del proyecto era lograr la adecuación del Estadio de Fútbol «GUILLERMO PLAZAS ALCID» al cumplimiento de las normas estructurales NSR – 10 y FIFA, toda vez que la estructura existente era inadecuada, se encontraba deteriorada y generaba inminente riesgo para todos sus ocupantes. Propósito que no se cumplió y que quedó consignado en el Banco de Programas y Proyectos del Sistema General de Regalías.

Para la Contraloría, se desconoció tanto el objeto inicial del proyecto, como la licencia de construcción otorgada por el Curador Primero de Neiva, la cual impuso la necesidad de efectuar un reforzamiento de la estructura de la tribuna occidental existente, atendiendo a los estudios de sismo-resistencia efectuados, lo cual propició la inversión de una suma considerable de recursos públicos en una obra que no tiene las condiciones para su adecuado uso y disfrute por parte de la ciudadanía.

Tras una exhaustiva investigación y el análisis respectivo a toda la documentación del proyecto, convenio y contrato de ejecución, así mismo realizó visitas técnicas de inspección a la obra, concluyendo con base en sus análisis y experticia, que la totalidad de los recursos invertidos en la ejecución de esta obra constituyen un presunto daño al patrimonio público.

Con base en lo anterior, se pudo establecer que el daño patrimonial al Estado correspondería al total del valor del contrato de obra N° 1758 de 2014, como también el valor del contrato de interventoría N° 1760 de 2014 incluyendo las respectivas adiciones. Así bien, el daño patrimonial al Estado se definiría en VEINTIOCHO MIL OCHOCIENTOS OCHENTA Y CUATRO MILLONES DIECISEIS MIL SETECIENTOS TREINTA Y UN PESOS ($28.848.016.731,00).

Resolución:
Eduardo José Pineda, Contralor Delegado Intersectorial 3 adscrito a la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción de la Contraloría General de la República, resolvió:

PRIMERO: Dar apertura al PROCESO ORDINARIO DE RESPONSABILIDAD FISCAL N° 2017- 00998, por el presunto detrimento patrimonial ocasionado al Municipio de Neiva, al Departamento del Huila y al Departamento Administrativo del Deporte, la Recreación, la Actividad Física y el Aprovechamiento del tiempo Libre — COLDEPORTES, en cuantía de VEINTICUATRO MIL CUATROCIENTOS SETENTA Y OCHO MILLONES TRESCIENTOS TREINTA Y NUEVE MIL CUATROCIENTOS CINCUENTA Y CINCO PESOS ($24.478.339.455,00) —recursos girados—.

SEGUNDO: Vincular como presuntos responsables fiscales al presente proceso a:

JARLINTON HURTADO SALAS, L.A. CONSTRUCTORA S.A.S y M.L. INGENIEROS CONSTRUCTORES S.A.S. como integrantes del Consorcio Estadio 2014, a DIEGO FERNANDO JAIME ESCOBAR, DISEÑOS Y CONSTRUCCIONES INGENIERÍA S.A.S. y a PEDRO JOSÉ CARRASQUILLA SERRANO como integrantes de la Interventoría, a PEDRO HERNÁN SUÁREZ TRUJILLO, CARLOS ALBERTO RAMOS PARRACI, CARLOS FERNANDO PUENTES RAMIREZ, FERNANDO MAURICIO IGLESIAS GAONA, GERARDO ALBERTO GONZÁLEZ CHARRY, ARMANDO ALBARRACIN PALOMINO y al actual alclde RODRIGO ARMANDO LARA SÁNCHEZ.

Cuatro miembros de la actual administración vinculados:
FERNANDO MAURICIO IGLESIAS GAONA, en calidad de Jefe de la Oficina Asesora de Contratación de Neiva, el día 18 de febrero de 2016 suscribió el OTRO SÍ N° 3 al Contrato de Obra 1758 de 2014, mediante el cual se adicionó el valor de dicho contrato en $7.249.420.973,00 y el plazo de ejecución del mismo en 150 días, pero en el que se continuó desconociendo el objeto inicial planteado en el proyecto, que era: solucionar el problema consistente en ajustar el estadio Guillermo Plazas Alcid a las normas estructurales de sismo-resistencia establecidas en la norma NSR-10 y las exigencias de la FIFA para este tipo de escenarios deportivos, puesto ‘que los recursos de dicha adición al contrato de obra se destinaron a continuar con las nuevas obras que se venían ejecutando sin haber realizado previamente el reforzamiento estructural determinado desde el proyecto inicial y recalcado en la licencia de construcción, como elemento esencial para la viabilidad y utilidad de la obra.

En otros términos, con la adición de recursos autorizada en el otrosí N° 3 al contrato de obra, en lugar de buscar la satisfacción de la necesidad planteada en el proyecto, se condujo a aumentar la cantidad de recursos que se destinaron a Obras nuevas sin haberse efectuado previamente el reforzamiento estructural que dicho estadio requería, con lo cual se aumentó el daño patrimonial al Estado que ahora se investiga.

GERARDO ALBERTO GONZALEZ CHARRY, en calidad de supervisor del contrato de Interventoría N° 1760 de 2014, designado para tal efecto mediante oficio del 3 de febrero de 2015, contrato que no cumplió su objeto y permitió así la materialización del daño patrimonial al Estado ocasionado por las irregularidades en el contrato de obra pública N° 1758 de 2014, cuyo cumplimiento debió vigilar el contratista interventor. En este sentido, el señor GONZALEZ CHARRY deberá responder por el incumplimiento de las obligaciones contractuales en que incurrió el interventor, Consorcio Interventoría Estadio 2014 en la ejecución del contrato N° 1760 de 2014, cuya supervisión le fue asignada.

ARMANDO ALBARRACIN PALOMINO, en calidad de supervisor del contrato de interventoría N° 1760 de 2014, designado para tal efecto con oficio del 22 de febrero de 2016, contrato que no cumplió su objeto y permitió así la materialización del daño patrimonial al Estado ocasionado por las irregularidades en el contrato de obra pública N° 1758 de 2014, cuyo cumplimiento debió vigilar el contratista interventor. En este sentido, el señor ALBARRACIN PALOMINO deberá responder por el incumplimiento de las obligaciones contractuales en que incurrió el interventor, Consorcio Interventoría Estadio 2014, en la ejecución del contrato N° 1760 de 2014, cuya supervisión le fue asignada.

RODRIGO ARMANDO LARA SANCHEZ, en su calidad de Alcalde de Neiva desde el 1° de enero de 2016, quien durante su administración continuó con la ejecución del contrato de obra N° 1758 de 2014, pese a las irregularidades que la obra presentaba desde su misma etapa precontractual, relativas a la no ejecución del reforzamiento estructural que requería el estado Guillermo Plazas Alcid, atendiendo a lo establecido en la estructuración del proyecto y a lo ordenado en la licencia de construcción por parte del Curador Urbano Primero de Neiva.

Así mismo el ente de control vinculó como terceros civilmente responsables a: COMPAÑÍA ASEGURADORA DE FIANZAS S.A. — CONFIANZA, LA PREVISORA S.A. COMPAÑÍA DE SEGUROS, ASEGURADORA SOLIDARIA DE COLOMBIA S.A.

Ahora la Controlaría tendrá que determinar si por acción u omisión existió responsabilidad dolosa o gravemente culposa por los vinculados quienes deberán responder por daño al patrimonio del Estado.

Todos los vinculados a este proceso de responsabilidad fiscal, se les imputa su responsabilidad en el presunto detrimento patrimonial de veintiocho mil ochocientos ochenta y cuatro millones dieciséis mil setecientos treinta y un pesos ($28.848.016.731,00).

Reacciones.
La Alcaldía de Neiva emitió un comunicado en el que da a conocer que tanto el alcalde Rodrigo Lara como su jefe de contratación Fernando Mauricio Iglesias se han declarado impedidos para intervenir en los temas del Estadio, por lo que la Procuraduría le ha pedido al Gobernador, nombrar un alcalde Adhoc para todo lo atinente al caso del Estadio Guillermo Plazas Alcid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *