Inicio > Zona Rosa > El salto triple de Sandra Hernández en la Asamblea Departamental del Huila

El salto triple de Sandra Hernández en la Asamblea Departamental del Huila

Al mejor estilo de Caterine Ibargüen, campeona Olímpica en salto triple, —la pájara— pretende dar su mejor salto. Según las reglas de esta disciplina deportiva, primero se debe dar un brinco con la llamada pata coja —la izquierda—, seguidamente con la misma pierna se da un paso largo y posteriormente un gran salto con la extremidad derecha. Eso mismo pretende la diputada huilense Sandra Milena Hernández Rincón.

A dos semanas de llevarse a cabo la elección de la nueva mesa directiva de la Asamblea del Huila, ya se sabe quien presidirá en el siguiente año. Faltando días para tal designación, en la duma departamental los doce diputados tienen claro que Sandra Milena será la presidenta del próximo periodo.

En 2016, presidió Clara Vega de Cambio Radical, en el presente lo hace José Eustacio Rivera de La U y en 2018, el turno será para Sandra Hernández del Partido Conservador, quien tendrá la tarea de exigirle con mayor ímpetu al gobierno de Carlos Julio González Villa, eficiencia y cumplimiento del plan de desarrollo “El Camino es la Educación”, más cuando tan solo restan dos años para que termine este cuatrienio que ha resaltado por buenos discursos y paupérrimos resultados.

Sandra Hernández, quien lleva dos periodos en la Duma departamental elegida por el Partido Conservador y quien poco conoce de atletismo, ya dio su primer salto ganándole la puja al interior de la corporación al liberal Alfadil Ortigoza, quien también mostró interés en llegar a la presidencia. La laboyana de línea ‘Andradista’, será elegida en pocos días como presidenta de la Asamblea departamental y desde allí usará este fortín como catapulta para su segundo y tercer salto. El siguiente paso será impulsar y fortalecer en la región la candidatura de Esperanza Andrade con el liderazgo que se ejerce desde la presidencia. De ser Senadora Esperanza y esperando el favor de vuelta, Sandra recibiría la bendición de los Andrade para luego renunciar a su actual cargo y dar el gran salto hasta el Valle de Laboyos, donde iniciaría su próxima campaña; la Alcaldía de Pitalito. Claro que con Edgar Muñoz decidido, no la tiene fácil. Aunque casi les resulta la estrategia de desviar a Muñoz de su aspiración local con el cuento de integrar la lista a la Cámara por el partido Conservador. El objetivo era quitarlo del camino y así facilitarle las cosas a “la pájara” como se le conoce. Por ahora, con el primer brinco tendrá que ejercer como presidenta en un año electoral que no promete mucho para ella, ni para el ya quedado Gobierno departamental de González Villa; porque lo de Esperanza, podría embolatarse si lo de su hermano, el Senador Hernán Francisco, llegara a prosperar ante la justicia. —Amanecerá y veremos—.

Se tiene previsto que la elección de los nuevos cargos directivos de la Asamblea se celebre el viernes 17 de noviembre. Sin saberse con certeza quiénes acompañarán a Hernández en la mesa el próximo año, suenan Javier Silva (de La U) como primer vicepresidente y José Armando Acuña (de Alianza Verde) como segundo vicepresidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *