Inicio > Zona Rosa > Amiguismos en la elección del secretario general del Concejo de Neiva.

Amiguismos en la elección del secretario general del Concejo de Neiva.

Se acerca la elección de secretario general del Concejo de Neiva y ya hay candidatos que se mueven para buscar ser beneficiados de tan esperada elección.

Ante el vacío jurídico que suscitó en el mes pasado con la elección del secretario general en el Concejo de Neiva y tras la consulta a la Procuraduría hecha por la actual mesa directiva de la corporación —algo innecesario para muchos—; el ente de control sugirió realizar una convocatoria pública que hoy se acerca a su final.

Cincuenta y uno (51) fueron los candidatos que participaron de esta iniciativa, de los cuales solo treinta y uno (31) quedaron programados para la entrevista final. Quienes superen el ponderado mínimo exigido de acuerdo a lo reglamentado en la resolución de convocatoria, llegarán a la plenaria este 30 de noviembre para que finalmente sea uno el elegido por la mayoría de los concejales. —una decisión netamente política—.

Aunque la elección del secretario general ya estaba desarrollada en el reglamento interno de la Corporación, la actual mesa directiva quiso democratizar la elección y hacerla más participativa a través de una convocatoria pública —nada tiene que ver con un concurso de méritos—. Filtrada la lista y estando por cumplirse la entrevista que seguramente dejará un número reducido de participantes, ya hay algunos concursantes que buscan ganar con influencias en la decisión final, por lo que se podría pensar que alguno de estos sería el próximo secretario general. Así mucho se rumore sobre la decisión de la Corporación.

Uno de los que estaría buscando ser privilegiado con el voto de confianza de los concejales, es el campoalegruno Ronald Polanía Perdomo, quien se ha desempeñado en el sector oficial a través de la ESAP y de la Alcaldía de Campoalegre, un profesional cercano a dos concejales de Neiva, uno de ellos conservador y otro de Cambio Radical. Ronald actualmente es contratista de la Gobernación del Huila en donde se desempeña como supervisor de los convenios relacionados con el transporte escolar. Según se rumora, Polanía ha estado comunicándose con insistencia con algunos cabildantes a quienes ya les habría pedido esa manito extra telefónicamente.

El otro que pretende ganar de amistad —aunque méritos le sobran—, es un viejo conocido de algunos concejales, se trata del abogado tolimense Cesar Augusto Murcia Suárez, ex Procurador Regional del Huila, amigo personal de los conservadores, en especial del concejal Jesús Garzón y apreciado por liberales y los de La U. El problema es que a César se le ve de oficina en oficina y según nos cuentan, a todos los abraza y entre saludo y despido, les dice: “espero contar con su voto en la elección”. Algo que podría pasar, porque finalmente la decisión estará en manos de la mayoría en plenaria.

Reiterando que la elección del secretario general es una decisión política en donde decide la mayoría de los cabildantes entre los postulados que hayan cumplido con la convocatoria pública; no es ético, ni transparente, que los señalados candidatos pretendan ganar por la cercanía que tienen con algunos concejales, por influencia política, o por la dignidad que actualmente ostentan o tuvieron en el pasado. Si no ocurre nada anormal y el proceso continúa abierto y transparente, cualquiera podría ser el eventual ganador; de lo contrario, llegaría el que más corazones logre conquistar y el que más camaradería tenga en la Corporación, antes de la elección final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *