Inicio > La Palestra Regional > ¡Se mueve el jefe, se opaca el gato!

¡Se mueve el jefe, se opaca el gato!

Luego de la derrota electoral de Jorge Eduardo Géchem como candidato al Senado en 2014 y tras la pérdida de investidura de Ana María Rincón como Representante, Héctor Javier Osorio Botello, quien recibió de ‘carambola’ esa curul en el Congreso el 11 de noviembre de 2015, heredó el poder burocrático de La U en el departamento: Cuotas en la Gobernación y en diferentes alcaldías del Huila, pero sobre todo, en entidades y dependencias del orden nacional como el ICBF, el Fondo Nacional del Ahorro y la ESAP, entre otras, que llegaron como fortín político para Osorio en la región.

Desde estas instituciones se maneja una bolsa de empleo importante, que sin la bendición o el padrinazgo del jefe de La U, partido que tiene participación desde el gobierno central —o sea ‘mermelada’—, no se mueve nada. Sin embargo, tras la llegada de Jorge Eduardo al Senado, las cosas empezaron a cambiar al interior de ese movimiento. El famoso “jefesito” quien volvió al Congreso por una decisión judicial, silencioso ha logrado puestos de trabajo en diferentes entidades gubernamentales, pero que tras su osadía de jugársela toda en estos comicios electorales por la Cámara, se juega también la jefatura de La U en el Huila con Héctor Javier, a quien ya empezó a quitarle el poder regional.

Se dice que el principio de toda guerra es debilitar rápidamente a su oponente; en la milicia se destruye o se toma posesión de industrias, aeropuertos, vías férreas, puentes y toda fuente de energía del enemigo. En la política los más vivos le quitan a sus rivales las oportunidades con las que podrían crecer políticamente (la burocracia). Y en eso Géchem es experto y de a poco viene ganándole el pulso al popular ‘gato’; no por nada le apodan “El turco”.

La semana pasada se posesionó como directora territorial de la ESAP para el Huila, Caquetá y Putumayo, Martha Cecilia Piza Lozada; una mujer que con su profesionalismo logró ganarse un espacio en la ESAP y quien ahora tiene la tarea de fortalecer la entidad, pero además, de ejecutar el presupuesto y liderar la contratación en la región. Martha llegó por méritos hasta la terna, pero al enterarse que el gobernador Carlos Julio González y Héctor Javier Osorio pujaban por Freddy William Andrade (otro aspirante al cargo), ella tuvo que pedir auxilio a la directora nacional de la ESAP con quien tiene una estrecha amistad y localizar a su amigo y jefe político Jorge Eduardo Géchem, para que fueran ellos los garantes ante Roy Barreras —Senador que tiene el manejo de la ESAP a nivel nacional—. Roy en un cruce de cuentas con el jefesito, accedió a que fuera Martha Piza la nueva directora, para lo cual, solo tuvo que hacerle una llamada al gobernador y este proceder al nombramiento de la elegida. Ante tal sorpresa, el actual Representante de La U (Osorio), se ofreció a acompañar a Martha a hacerle lobby al gobernador para que en un dramatizado de telenovela, se convirtiera Osorio en el héroe que se auto-proclamaría mentor y se llevara los créditos de su nombramiento. Esta mala pasada de Héctor Javier deja al descubierto la pérdida de poder en la región, pues con la salida de la exdirectora Yurley Acosta Cerón, se esfuma toda posibilidad que «el gato» pueda cumplirle a más de doscientos opitas que esperanzados en un trabajo en la ESAP, le entregaron su hoja de vida.

Con la llegada de Piza, mujer de las entrañas de Jorge Eduardo, queda claro que a pesar que la ESAP siendo una entidad que direcciona a nivel nacional el senador Roy Barreras; en el Huila, sigue teniendo manejo ‘el turco’ Géchem. ¡Al menos unos veinte amigos sí lo dejarán acomodar!.

Pero la cosa no termina aquí… desde ya se habla de la salida de la directora regional del Fondo Nacional del Ahorro (cuota de Héctor Javier) y de la disminución de puestos de trabajo en el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar regional Huila para Osorio Botello. Decisiones que debilitan al Representante y que fortalecen al Senador hoy candidato a la Cámara por el Huila, a quien desde el Gobierno central le vienen ‘abriendo la llave’ con tal de blindarlo políticamente. Por eso en los corrillos sólo se dice que ¡se mueve el jefe, se opaca el gato!.

One thought on “¡Se mueve el jefe, se opaca el gato!

  1. Triste, ver que lo que debe ser de nombramineto por meritos, termine siendo a dedo, y que l redaccion de este articulo de la impresion de complaciencia a esta forma de eleccion de los asministradores publicos…por eso si todo sigue así..tal cual como lo describe este articulo…nunca saldremos de este atrazo de docenas de años que tenemos con respecto a otros países en sur america….Triste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *