Inicio > Opinión > Opinión – Triple salto a una confesión

Opinión – Triple salto a una confesión

Triple salto a una confesión

 

Winston Morales Chavarro

 

Debo confesarles algo: Caterine Ibargüen, mi amor platónico hace más de siete años, es la mejor atleta del año del 2018, según la IAAF.

Esto me llena de mucho orgullo, quizás un orgullo más grande que el que sentí con el triunfo del Atlético Huila femenino al coronarse campeón de la Copa Libertadores de América.

Siempre he amado a Caterine. Siempre he profesado por ella un amor mayestático y algo suprahumano. Y la amo no sólo como mujer, sino por ser una de las máximas exponentes del atletismo terrestre (y vaya uno a saber si extraterrestre). La amo por mujer, por negra, por venir de abajo, por imponerse a la lógica masculina, por soportar la mirada excluyente de ciertos comentaristas deportivos, por mantenerse siempre al margen de los manoseos burocráticos (como casi todos nuestros deportistas).

Pero la amo sobre todo por saltar en medio de ese fango escatológico que mengua nuestra naturaleza humana; la amo por sobrevolar en medio de tanto crápula y tanto cretino corrupto; la amo porque a pesar del «mierdero» que han hecho de Colombia esos que ostentan el poder, las leyes, los gobiernos corruptos de los últimos tiempos, nos recuerda que la vida sigue siendo bella y que la esperanza está en esos colombianos que brotan de la periferia y de las regiones más invisibles de la nación.

Y quiero proponer algo, quiero, en mi humilde visión de colombiano, que se haga con ella lo que vi hace poco más de un año en Polonia: en Polonia, luego de los juegos olímpicos de 2010 y 2014, se emitieron unas monedas conmemorativas con la imagen de dos medallistas olímpicos polacos, algo similar a lo que se hizo en Colombia con la madre Laura, siendo Colombia un estado laico.

Me parece que Caterine merece eso, así como lo merecen muchos deportistas colombianos. Y también como lo merecen científicos, poetas, narradores, defensores de derechos humanos y muchos otros colombianos de bien que nos recuerdan a diario que Colombia es mucho más que esa jauría de lobos que se alimentan del erario. Que Colombia es mucho más que esa manada de salvajes hambrientos que se quedan con la comida de los niños más pobres. Que Colombia es mucho más que esa turba de enajenados que le niegan el presupuesto a la educación pública.

Caterine merece eso. Y no sólo por buena deportista, sino por recordarnos a diario del material que estamos hechos la mayoría de los colombianos que hacemos y cultivamos el bien.

2 thoughts on “Opinión – Triple salto a una confesión

  1. Der Sport trägt den Namen einer großen Frau Caterine Ibargüen.
    Die Literatur trägt den Namen eines großen Dichters Winston Morales Chavarro, der die Welt mit seiner Literatur beeindruckt und sich viel für seine Land Kolumbien engagiert. Seine Literatur ist belebend, bereichernd, kraftvoll.
    Es sind zwei starke Persönlichkeiten, von Vielen aus dem einzigartigen Land Kolumbien.
    Kolumbien ist ein Land, dessen Transformation überall sichtbar ist. Ein Land das viel zu bieten hat, Kunst, Kultur. Alle Errungenschaften, alle Ehrungen, die Kolumbien bekommen und verdient hat, sind die Früchte eines leidenschaftlichen Kampfes der Menschen Kolumbiens, vor denen man sich verneigt und ihnen Respekt zollt.

  2. Der Sport trägt den Namen einer großen Frau Caterine Ibargüen.

    Die Literatur trägt den Namen eines großen Dichters Winston Morales Chavarro, der die Welt mit seiner Literatur beeindruckt und sich viel für seine Land Kolumbien engagiert. Seine Literatur ist belebend, bereichernd, kraftvoll.

    Es sind zwei starke Persönlichkeiten, von Vielen aus dem einzigartigen Land Kolumbien.

    Kolumbien ist ein Land, dessen Transformation überall sichtbar ist. Ein Land das viel zu bieten hat, Kunst, Kultur. Alle Errungenschaften, alle Ehrungen, die Kolumbien bekommen und verdient hat, sind die Früchte eines leidenschaftlichen Kampfes der Menschen Kolumbiens, vor denen man sich verneigt und ihnen Respekt zollt.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *